MENU















PARASHAT HASHAVUA
08/11/2010

Jaiei Sara



LA PUREZA DE LOS SIETE AÑOS...
(Silvia Beatriz Radkievich)

Estamos en el Primer libro de la Torah (Bereshit, en el principio) donde narra la creación del mundo, el diluvio universal, la formación de nuestro pueblo hebreo con los tres patriarcas de Israel llegando hasta Iosef que se convierte en virrey de Egipto.
Esta semana transitamos Jaie Sarah... la parshá que describe la muerte de la primer matriarca, esposa amada de Abraham, quien llora su muerte dolorosamente y compra una parcela de terreno para hacer su tumba a un hombre llamado Efrón. (la cueva de majpela) en la que luego serán sepultados el mismo Abraham, Itzjak, Iaakov, y Lea, ya que la matriarca Rajel, como veremos más adelante, es sepultada en el camino porque muere luego de dar a luz a su último hijo Biniamin.
"Fueron los días de Sarah: cien años y veinte años y siete años; los años de vida de Sarah" (Bereshit 23, 1)
Hace varios años aprendí esta sentencia que se deriva de estas palabras... y me fascinó.
En el orden técnico de las cosas no llama la atención la discriminación de los años de la vida de Sarah insertando la palabra año tres veces; ya que eso es parte del estilo bíblico, y sirvió de base para una interpretación midráshica,
Rashi interpreta que Sarah a la edad de cien años era tan pura en su espiritualidad y moral como a la edad de siete años. Quiere decir que ella vivió las tres etapas de su vida sin contradicciones y en armonía.
"A los cien años era como a los veinte en términos de la comisión de pecados, así como a los veinte no se consideraba que había pecado- puesto que no era acreedora a recibir castigo a manos del Cielo, así también a los cien años de edad estaba sin pecado. Y a los veinte años era Sarah como a los siete años en términos de belleza. Esta era una belleza no solo en belleza física, sino que su orígen estaba en el alto nivel espiritual que Sarah poseía, siendo su belleza física una mera expresión de ello." (Bereshit Rabá 58:1)
Y acá quiero hacer un comentario personal...
El hombre moderno y mushísimos terapeutas, creen que la pureza de corazón de un adulto que manifieste un sentir de un niño de siete años es un inmaduro., un retrasado mental o una persona "con problemas".
El problema del hombre moderno es creer que para ser persona debe ser complejo y tener ardides para todo... Y es una enorme equivocación...
"Todas las personas mayores han sido niños alguna vez. Solo que pocos lo recuerdan...", así empìeza el libro "El Principito".
Qué bueno si empezáramos a conectarnos todos con el niño de los siete años que aún vive (por el bien de cada uno ojalá que siga viviendo) en el interior de cada uno de nosotros...!!!
El Rabino Harold Kushner en su libro "Dar sentido a la vida", menciona la historia de "Gimpel, el tonto santo" que la persona simple que posee muy poco: no tiene riquezas, ni talento ni amigos, ni siquiera una familia. Pero tiene una integridad inocente y sólo por eso es más rico que sus vecinos. No miente, aunque los demás lo hagan. No lastima a nadie, aunque los demás no dudan en lastimarlo a él. Los demás son tontos al perder su lugar en el cielo, sin importar lo que esto pueda ser, porque se han aprovechado de otro ser humano. Es una persona de fe simple, cuya alegría es estar en presencia de D-os . Sus o´rigenes se encuentra en las sociedades que no veían a los enfermos mentales como tales sino como pesonas que tenían accdeso a una verdad diferente, pero igualmente válida, de la verdad de los pensadores racionales. Recordemos al "Rey lear" de Shakespeare, en la que el tonto ve la verdad con mayor claridad que todos los demás.
En hebreo se denomina TAM y tiene connotaciones de llano, simple, sin complicaciones" ,la palabra tam está relacionada con tamim, importante término bíblico que tiene connotaciones de integridad., pues el hombre verdaderamente simple, ajeno a toda complejidad, no es un hombre de muchas facetas, a veces honesto, a veces engañoso, a veces confiable, a veces escéptico.Su simplicidad reside en el hecho de que es la misma persona todo el tiempo. Y aunque muchos no opten por tomarlo de modelo para sus propias vidas, esa integridad es más de lo que cualquier otro personaje tiene.
La palabra tam aparece nueve veces en la biblia hebrea. La encontramos una vez en los salmos, una en libro de proverbios, seis veces en Job,
Iaakov es el personaje que se caracteriza por la palabra tam... el engañoso que sube la escala al cielo y llega al más alto nivel de integridad...
EL MEJOR LIFTING PARA EL ROSTRO ( Y TAMBIÉN PARA EL ALMA) ES ERRADICAR DE RAIZ LA ENVIDIA Y SER SOLIDARIOS CON EL PRÓJIMO DE CORAZÓN...
NO SER SOLIDARIOS PORQUE QUEREMOS SER BUENOS SINO PORQUE EL PROJIMO NOS IMPORTA COMO SER HUMANO E HIJO DE D-OS.
SUELE DAR MUY BUENOS RESULTADOS... LES ASEGURO POR PROPIA EXPERIENCIA PERSONAL...
Volvamos a mirarnos en nuestros espejos exteriores para poder "ver" verdaderamente nuestros espejos interiores... y en ese momento acordémonos de nuestra matriarca Sarah que supo conservar su belleza física y espiritual toda su vida viviendo una vida de integridad...
Cuesta no contaminarse con la vida astuta de la modernidad no es cierto ? Claro que sí !!!
Pero al ascenso al cielo es una escalera... y hay que subirla... y subirla... y subirla... aunque sea dura la cuesta.

SHABAT SHALOM.



¿Consideras que conoces las tradiciones del pueblo judío?
 Si conozco mucho
 Si
 un poco
 nada

16/09/2012

1ro de Tishrei

Iamim Noraim
    
    

Comunidad Israelita de Santa Fe | 4 de Enero 2539 (3000) - Santa Fe, Argentina